Cientos de aficionados del Cádiz se olvidan de las medidas sanitarias.

El Cádiz afronta este sábado su primer gran ‘match ball’ para el ascenso. Con conseguir un punto (empatar o ganar) frente al Fuenlabrada, se convertirá automáticamente en equipo de Primera División.

El problema, por las imágenes que han empezado a circular por las redes sociales, es que lo han hecho sin respetar las medidas de seguridad sanitaria. Ni distancia física, ni en muchos casos mascarillas, tocándose, saltando… En definitiva, como si el riesgo de contraer coronavirus no existiera.

El Cádiz está ante una oportunidad de oro para volver a la categoría reina del fútbol español, después del ascenso de Segunda B a Segunda en 2016. Desde entonces, han ido fluctuando en la categoría de plata hasta que en esta convulsa campaña 2019/20 han conseguido encontrar el equilibrio para el ascenso.